sábado, 6 de noviembre de 2010

Disimula los defectos de tu casa con papel o pintura

Nuestras casas no siempre son nuevas y, aún así, algunas pueden presentar defectos o imperfecciones.
Con papel pintado y unas manos de pintura será mucho más fácil disimular esos "puntos flacos" de nuestra casa.

1. Decoración fría o muy cargada.
El color hace más confortable el espacio. Hay que buscar una manera equilibrada para decorar un ambiente: el color predomintante un 60 % de la habitación, el secundario un 30 % y el resto, un 10 %, el terciario.

2. Habitación oscura.
Píntala de colores claros o tonos pastel, así la poca luz que entre se reflejará. El blanco es una buena opción, aunque si no le damos calidez quedará muy frío.
La mejor elección es la gama de amarillos. Además de multiplicar la luz, aporta calidez y energía.

3. Espacios pequeños.
Un truco para agrandar visualmente un ambiente es combinar dos tonalidades de un mismo color. Las menos intensas las reservaremos para las paredes laterales. Si queremos dar mayor sensación de amplitud pintaremos el techo blanco.

4. Un pasillo "túnel".
Debemos pintarlo claro y luminoso, aunque el teche debe ser del mismo color pero más intenso. El suelo deberá ser oscuro.

5. Habitación de planta alargada.
Apostemos por colores claros en las paredes laterales y uno más intenso papra las del fondo: el contraste dará sensación de planta cuadrada.
Si dudamos con el color: mejor colores fríos (azul, verde) ya que "alejan" la pared.

6. Techos muy altos o muy bajos.
Si quieres que el techo parezca más alto, píntalo en un tono menos intenso que las paredes. Por el contrario si quieres acercarlo visualmente, píntalo más oscuro / intenso que las paredes.

7. Paredes irregulares.
Las imperfecciones se hacen más visibles con una pared con acabado brillante, así que si nuestras paredes tienen irregularidades deberemos escoger el mate para su acabado, ya que absorve la luz y, de este modo, cualquier imperfección de la pared queda más oculta.

Imperfecciones

¿Cómo saber si hay imperfecciones?
Poner en el suelo un halógeno dirigido al techo: si la luz da sombras es que hay imperfecciones.
Para saber si la pared está en mal estado: mojar un trozo y si se oscurece o cae es que debe repararse.

¿Cómo se arreglan las imperfecciones?
Lijando las zonas abombadas, no toda la pared. Si existen muchas grietas o hendiduras hay que aplicar masilla.

¿Cómo pintar?
Empezando por el techo en dirección a la luz. Seguir por las paredes.
Hay que dar la última capa en la misma dirección y si la pared es lisa de arriba abajo varias veces y muy despacio.

El papel pintado ayuda a camuflar

Antes de aplicarlo, la pared debe estar seca, firme y lisa. Líjala y da masilla o un sellador: la protege y permite que el papel pegue mejor.
El papel puede tapar manchas difíciles, siempre y cuando no sean de humedades.
Si tu pared tiene imperfecciones, mejor utilizar un papel con motivos (con relieve o arabescos) ya que disimulan mejor que los papeles lisos.

Efectos que podemos conseguir con papel o pintura

- Dar sensación de profundidad - Con rayas horizontales.
- Elevar la altura visual del techo - Con rayas verticales.
- Acortar visualmente la pared - Un zócalo de papel pintado.
- Delimitar y ganar en profundidad - Una pared en un tono más oscuro que el resto.
- Hacer más alta la habitación - Una franja superior, junto al techo, del mismo color que este.
- Ganar amplitud - Las paredes laterales en un tono más claro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario