martes, 30 de noviembre de 2010

El Belén, Pesebre o Nacimiento

La decoración de Navidad se completa con el Belén, también llamado Nacimiento, Pesebre, Portal o Pasitos, la representación material de las escenas del nacimiento de Jesús y de la visita de los Reyes Magos. Se suelen exponer durante la Navidad en los hogares, iglesias, colegios, instituciones oficiales, escaparates de las tiendas, centros comerciales, etc.

La tradición de poner el Belén se remonta al siglo XIII.
En la Nochebuena de 1223, San Francisco de Asís reunió a los vecinos de la villa italiana de Greccio en una ermita para celebrar la misa de medianoche. Alrededor de un pesebre, con la figura del niño Jesús moldeado por las manos de San Francisco, se cantaron alabanzas al Misterio del Nacimiento. En el momento más solemne de la misa, aquella figura inmóvil adquirió vida, sonrió y extendió sus brazos hacia el Santo de Asís.


Antes de la celebración de Greccio existen antecedentes de la representación plástica del nacimiento de Jesús. Han aparecido restos de Belenes en catacumbas romanas y en iglesias y otros lugares ligados al culto cristiano.

En cualquier caso, fue a partir del siglo XIV cuando se consolidó por toda Europa la tradición de poner el Belén en Navidad. Y hoy en día se montan con piezas hechas de madera, arcilla, plástico, metal o incluso hielo (en los países nórdicos se construyen enormes esculturas de hielo).

Seamos creyentes o no, la tradición de armar el pesebre transmite una especial emoción, además de divertirnos preparando cada detalle.

El primer paso es encontrar un lugar donde puedan destacar todos sus elementos a simple vista. Normalmente se ubica en la esquina de la sala, la estancia o incluso en el jardín, teniendo como base un altillo o mesa de madera para su mejor exhibición.

Luego hay que forrar la base de papel craft o el llamado “papel de nacimiento” -que está teñido de verde o marrón con puntos de colores- con alfileres que ayuden a estirarlo. Y también se puede aprovechar el mismo material para dar forma a un cerro que rodee el pesebre o como fondo de la decoración, arrugándolo para se note más rústico.

Una vez que se ha completado el forro, debemos ubicar el pesebre (de preferencia, de un material que asemeje al adobe o la madera). Y después hay que esparcir por toda la superficie un pasto artificial para darle mayor realismo a la escena.

Las luces de colores dan el toque ideal de iluminación. Si se ha armado un cerro sobre el pesebre se recomienda las luces en hileras libres para que puedan rodear libremente la figura. Aunque si el fondo es plano, lo mejor es utilizar luces con alambres cruzados, que den una sensación de mayor volumen.

Ya con la “escenografía” armada, sólo hay que colocar los “personajes” del nacimiento. Por lo general, la Virgen María, San José y el Niño Jesús van al interior del pesebre y los Reyes Magos, pastores y animales alrededor (o como se prefiera). Y en la parte superior, la “Estrella de Belén” o un ángel bien colocado para evitar que se caiga















(www.decorailumina.com)

jueves, 25 de noviembre de 2010

Un pesebre apto para niños (recortables, colorear y moldes para galletas)

En muchas casas donde hay niños pequeños puede que os planteéis si poner belén o dejarlo para más adelante, ya que si nuestro pequeño coge las figuras podría romperlas.
En este artículo os damos ideas para que podáis montar un pesebre sin peligro de romperse, apto para cualquier niño, original y, lo más importante, un belén que ellos mismos podrán confeccionar con vuestra ayuda.

A continuación os proponemos figuras, que podéis imprimir, recortar,  colorear y luego colocar a vuestro gusto para formar un belén:







































Otra opción es dibujar un pesebre y pintarlo nosotros mismos. No tiene porqué tener figuras sueltas, podemos usar una simple hoja de papel o una cartulina y ponerlo en el frigorífico. También podéis colgarlos en las ventanas, a modo de guirnalda, además de crear un ambiente navideño, los niños podrán enseñar a las visitas cómo han pintado el pesebre.
Os damos ejemplos:

























Hay casas como Lakeland que van más allá y sugieren poder hacer un belén comestible.
Han hecho unas molduras para galletas que son figuras del pesebre.
Las podéis encontrar en este enlace y también en este otro (enlace).
Os ponemos las imágenes para que podáis ver lo originales que son los moldes:

Tipo de cocinas (según su distribución)

Las cocinas pueden clasificarse según la distribución.
Algunas veces se prioriza el trabajo culinario propiamente dicho, con suficiente lugar para la preparación de alimentos, abundantes armarios y todos los utensilios a mano. Otras, en cambio, se elige optimizar pequeños espacios complementarios o áreas para comer o trabajar. Estos recursos dependerán en gran medida del tamaño de la cocina y de las necesidades de sus ocupantes, así como del dinero que disponemos para la misma.

La Cocina en forma de Pasillo o de Líneas Enfrentadas

Las cocinas en forma de pasillo son ideales para lugares largos y anchos. Se distribuyen áreas en forma paralela en ambas paredes laterales, con un espacio mínimo de pasillo de 1 metro. Siempre es conveniente ubicar sobre una pared la cocina y pileta, y el resto de las áreas en la otra pared. Esta distribución es muy útil en cocinas con puertas en ambos extremos.
Es espacio mínimo de circulación que debe quedar será de 1,20 metros. En este tipo de decoraciones queda muy bien combinar colores, materiales, alturas y profundidades para evitar ambientes simétricos y aburridos.

La Cocina en forma de "U"

Este tipo de diseño es uno de los más prácticos para distribuir una cocina, generalmente para cocinas amplias, a las que se le puede agregar una isla central con una barra para desayunos o mesa para come. Pero también puede ser muy útil, bien organizado, en una cocina pequeña.
La zona de lavado debe quedar, preferentemente, en el lado corto de la U.

La Cocina en forma de Línea (Lineal)

Las cocinas en forma de línea son ideales para ambientes pequeños, lugares largos y estrechos. Este tipo de cocinas requieren de una buena planificación.
Generalmente se colocan los muebles, la cocina, la heladera y la pileta en la misma pared. Si el espacio lo permite se pueden distribuir muebles en la pared de enfrente, con lo que estaríamos teniendo una cocina tipo pasillo.

La Cocina en forma de "L"

Ideal para habitaciones chicas o cuartos largos y estrechos. Consiste en colocar el área de cocción, los muebles, la pileta, cocina y heladera, en uno de los ángulos utilizando dos paredes en ángulo y dejando las otras libres.
Es una forma práctica de distribuir una cocina, permitiendo un armado correcto del "triángulo de trabajo".

La Cocina con Isla Central

La isla central aporta a la cocina espacio extra de almacenamiento y trabajo, además de formas alternativas de decoración. Se trata de una superficie de apoyo, como si fuese una mesa, en el centro de la cocina.
Las opciones varían desde la simple mesa colocada al centro, hasta mesadas a juego con el resto del mobiliario.

A continuación os ponemos imágenes para que podáis apreciar las diferencias entre unas cocinas y otras:

Forma de pasillo
Forma de "U"
Lineal
Forma de "L"
Con isla central

lunes, 22 de noviembre de 2010

Decoración de puertas y ventanas en Navidad

En este artículo seguiremos hablando de la decoración en Navidad, cada día más próxima a nuestros hogares.

Dedicaremos este espacio a la decoración exterior: ventanas y puertas.
Será lo primero que nuestros familiares, amigos vean al llegar a nuestra casa.
Con las propuestas que os sugerimos seguro que quedan asombrados.











En estas tres primeras imágenes podemos ver unos muñecos que representan a Papá Noel trepando por el balcón de una casa, para poder dejar los regalos a los niños. En las otras imágenes, esta vez son los Reyes Magos los que decoran nuestro balcón o terraza.




















Estas dos imágenes nos muestran los típicos copos de nieve en forma de pegatina que se colocan en las ventanas para crear un ambiente más navideño.



















Las ventanas, además de decorarlas con pegatinas, se pueden vestir de distintas maneras: adornando la parte superior de las cortinas, creando guirnaldas al lado de la ventana o añadiendo más de un motivo navideño a su alrededor (en la última fotografía: luces en forma de estrella, estrellas colgantes y bolas decorativas; todo en color rojo o blanco).





















La puerta también es un sitio más para poder decorar con motivos navideños.
Las dos fotos anteriores, muestran dos coronas navideñas.

Las coronas navideñas son un elemento decorativo muy popular en estas fiestas. En ciertos países se coloca una corona adornada con plantasy motivos navideños en el centro de la mesa, en otros la costumbre es colgarla en la puerta de entrada a modo de bienvenida.

A continuación os mostramos algunas coronas originales, nada parecidas a las más tradicionales.

sábado, 20 de noviembre de 2010

Decoración navideña: curiosidades

A continuación os dejo algunas imágenes curiosas que he encontrado en internet sobre la decoración navideña:


miércoles, 17 de noviembre de 2010

Decorar el árbol de Navidad, paso a paso

Uno de los adornos más tradicionales de las navidades es el árbol de Navidad. Para muchas familias supone la verdadera entrada de las navidades en el hogar, y junto con el nacimiento es una actividad familiar en las preparaciones navideñas.
Aquí os ofrecemos algunos consejos sobre cómo adornar vuestro árbol de Navidad.

Primero, buscar un hueco y comprar el árbol.

Lo mejor es colocarlo en una esquina, donde no moleste al pasar, pero debe ser visible y debe llamar la atención. Además debemos buscar un sitio donde poder enchufar las luces, para no tener la casa llena de cables.

En cuanto a la compra, lo ideal es poder hacernos con un abeto natural, ya que el olor que aportarán a nuestro hogar será inconfundible.
Si no podemos permitirnos un árbol así, compraremos uno artificial, que en cualquier supermercado los venden a precios asequibles.

Segundo, elegir un tema para el árbol de Navidad.

Debemos pensar en qué color queremos para nuestro árbol y de qué estilo queremos decorarlo. Puede parecernos que no es importante, pero decorar un árbol de Navidad no es tarea fácil si queremos hacerlo bien.
También debemos pensar en un tema. Un tema elegante puede utilizar terciopelo, raso, brillantes y abalorios. Un tema campestre utilizará rafia, adornos estándar, guirnaldas de arándanos y maíz y figuras de madera.

Si disponemos de espacio en nuestra casa, una original idea es tener un árbol en cada habitación. Podemos personalizarlo según la estancia, por ejemplo: en la cocina podemos poner a modo de adorno utensilios para cocinar, y así en el resto de habitaciones.


Tercero: colocar las luces en el árbol de Navidad.

Los destellos y el brillo provienen principalmente de las luces del árbol. Las bombillas de vidrio multiposición refractarán más luz y parecerán más brillantes. Las pequeñas luces de colores que centellean también llaman la atención si pones varios hilos en capas y las combinas con adornos de superficie reflectante.

Para iluminar el árbol de dentro a fuera, enrolla el cable de las luces alrededor del tronco y las ramas. Empieza desde la base del tronco hacia y ve enrollando las luces alrededor de cada una de las ramas principales, desde el tronco hacia la punta y a la inversa.

Es importante no escatimar en luces. Como regla general, cada 30 centímetros de árbol en vertical debería tener un cable de 100 bombillas. Se pueden además mezclar y combinar distintos tipos y colores de luces.
Podemos experimentar con distintos tipos de temas de iluminación hasta encontremos uno que nos guste.


Decorar el árbol de Navidad con adornos y decoraciones originales.
En el momento de colocar los adornos en el árbol, empieza por los más importantes. Luego, cuelga los más grandes dejando entre ellas un espacio importante. Rellena los espacios alrededor de ellos con los adornos medianos y pequeños, dando un equilibrio al aspecto global.
Es interesante conseguir una variedad interesante, con formas de todo tipo. Para darle profundidad, colgando algunos adornos cerca del tronco. Es muy divertido hacer adornos caseros con los niños. Para algunas ideas sencillas, ver el enlace.
Finalmente colgamos arriba del árbol un adorno especial que supone el punto final de decoración del árbol. Tradicionalmente este adorno es una estrella, como la que brillaba sobre el establo de Belén según el cuento de Navidad, pero también se puede colocar otro tipo de adorno, desde un ángel u otro adorno que tenga un significado especial para la familia.

A continuación os dejamos imágenes de árboles de Navidad decorados:


Decoración del árbol de Navidad: manualidades

Una forma de abaratar los costes que supone decorar nuestra casa en Navidad es hacer nosotros mismos los adornos.
En este artículo hablaremos de cómo hacer los adornos para el árbol.

Campanitas plateadas: Se corta las copitas de una caja de huevos. Se envuelve cada copita en papel de aluminio. Se cose un hilo en la base de la copita con la ayuda de una aguja para colgarla boca abajo para que parezca una campanita.

Estrellas brillantes: Se dibuja y se corta una estrella de cartón. Puede ser una estrella grande para colocar arriba de todo, o varias pequeñas para decorar el resto del árbol. Se pinta la estrella amarilla. Una vez seca la pintura, se dibuja otra estrella dentro de esta con cola, luego se esparce purpurina de oro o plata por toda la estrella. Se deja durante unos minutos para que se seque la cola. Luego se agita la estrella para soltar la purpurina que no se ha caída encima de la cola (es aconsejable hacer esto sobre un trozo de papel para poder volver a usar la purpurina en otro adorno). Quedará una bonita estrella de purpurina dentro de la estrella amarilla. Se hace un agujero para poner el hilo para colgarla en el árbol.

Piñas doradas: Ir a una zona de pinos para recoger unas piñas. Una vez en casa, utilizar un aerosol de pintura de color oro (o plata) y cubrir las piñas con la pintura (es conveniente hacerlo sobre papel de periódico para no manchar). Las piñas se pueden colgar en el árbol o, si son muy grandes, utilizarse para un centro de mesa o un rincón.

Muñecos de nieve: Se requiere cartón blanco, algodón y pinturas. Se recorta unas figuritas de muñecos de nieve, incluyendo el sombrero (es decir, bola grande, bola pequeña y la forma del sombrero todo unido). Se pinta el sombrero negro y se hace un agujero para el hilo. Se cubre el resto del muñeco con cola, y se pega trozos pequeños de algodón por todo. Luego se hace lo mismo en el otro lado, para que tenga algodón y sombrero negro en ambos.

Lazos: Un simple lazo supone un adorno perfecto para el árbol de navidad, sobre todo si es de color rojo, oro o plata. Elije una esquema de colores para el árbol, y de acuerdo con este, haga bonitos lazos en algunas de las ramas más grandes del árbol.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Decorar la mesa en Navidad

En Navidad, solemos decorar la casa con todo tipo de detalles pero muchas veces nos olvidamos de algo muy importante: cómo decorar la mesa en las comidas.

La máxima siempre es que la mesa quede cómoda y refinada, porque pasarse en la decoración además de entorpecer y molestar puede resultar un horror.
La regla de oro para decorar una mesa debería ser: no se crear barreras con la decoración. Evita aislar a tus invitados con elementos decorativos demasiado voluminosos. Calcula el número de invitados y el espacio disponible en las mesas para saber con qué espacio contamos para poder decorar la mesa.

Empecemos por el principio:

Lo primero es elegir el mantel. Siempre han existido manteles con motivos navideños que en ocasiones rozan el mal gusto.
Ante la duda mejor es optar por tonos claros como el blanco roto o el color marfil, aunque también puedes optar por bonitos modelos que incorporan detalles en dorado o plateado.
Recuerda que el mantel condicionará el resto de las elecciones, es decir, la vajilla, copas, etc.
El mantel en rojo es una buena opción, aunque te obliga a no repetir ese color en el resto de accesorios y menaje que dispongas en la mesa.

En cuanto a las servilletas opta por las de tela frente a las de papel y colócala a la derecha del plato. Puedes utilizar servilleteros con motivos navideños.

En cuanto a la vajilla, la Navidad permite licencias como utilizar bajoplatos que visten mucho la mesa y le dan un toque especial. Piensa que el bajo plato tiene combinar con el conjunto, los tonos plata y dorado son fáciles de combinar. Otra opción es en rojo.

En cuanto a los cubiertos, puedes optar casi por cualquier modelo en acabado plateado. Aunque si buscas algo diferente opta por los diseños más originales, como una vajilla en acabado dorado envejecido.
Colócalos en la mesa siguiendo la siguientes normas:
  • tenedor a la izquierda
  • cuchara y cuchillo a la derecha
  • en cuanto al orden los cubiertos más alejados del plato son los que primero vamos a usar
Para la decoración de la mesa:

Los candelabros y los centros de mesa, son elementos más utilizados en la decoración. Las velas de los candelabros deberán ser blancas o de color marfil. En determinadas ocasiones, como Navidad, se permiten velas de color rojo, por ejemplo. Las velas sólo deben ponerse en las cenas, y si se encienden, se hace después de que los invitados se han sentado a la mesa. Las velas deberán ser de cera inodora. En la mayoría de los casos las velas y candelabros se utilizan como mera decoración y no se suelen encender.

Si optamos por utilizar centros de flores, ya sean naturales o secas -mejor naturales-, deben ser flores sin perfume, ya que pueden interferir con el aroma de la comida y la bebida. Los centros de flores, tampoco deben tapar a los invitados. Deberemos elegir diseños muy bajos, para permitir que los invitados se vean unos frente a otros. Se colocan muy espaciados entre sí, pensando en dejar sitio para las fuentes, salseras y otros elementos que necesitemos colocar en la mesa.

Las mesas rectangulares dan más juego para la decoración que las redondas, que admiten un centro de flores nada más. Aparte de los centros de flores (que suelen ser de forma triangular, redonda, rectangular o alargada), se puede optar por otros elementos decorativos en función del tipo de comida y del sitio.
Centros de frutas, o detalles originales como un tronco de árbol hueco y barnizado, pequeños centros de pétalos de flores (por supuesto sin perfumar), cuencos llenos de canicas de colores, etc.

También podemos decorar las sillas con motivos navideños, cosa que las añadirá por completo en la decoración de la mesa.














Divertidas fundas para las sillas.