sábado, 30 de octubre de 2010

Iluminación: lámparas de techo, de sobremesa y de pie

Lámparas de techo

Yéndonos a la definición de lámpara de techo: éstas aportan luz general a todo un cuarto. Se visten con pantallas (hay muchos estilos, colores y texturas) que crean un ambiente u otro. Las hay de todos los estilos, tamaños y alturas.
En general, las lámparas de techo se cuelgan a una altura donde no podamos darnos con ellas (a 1,90 metros del suelo más o menos). Aunque para la zona de comedor (encima de la mesa) es más típico y cómodo tener una lámpara que cuelgue unos 20 ó 30 centímetros más de lo habitual. Esto se hace porque se necesita más luz concentrada en ese punto, para poder comer y no estar a oscuras. En la cocina, si tenemos tona de office, también nos será muy útil esta distribución.En cuento a modas, el blanco es tendencia en lámparas de techo. Combina lámparas iguales de igual o distinto tamaño y cuélgalas a la misma altura, de esta forma multiplicarás la luz en la estancia a la vez que conseguirás un efecto muy original.

Puedes instalar interruptores independientes que te permitan encenderlas por separado.
Mucha gente trata en su casa de eliminar las lámparas, sobre todo las de techo, sustituyéndolas por halógenos encastrados, sin embargo otros no sólo no quieren prescindir de ellas sino que las buscan del mayor tamaño posible, en el mercado hay hoy en día lámparas realmente grandes.






También hay lámparas que son mucho más que fuentes de luz. Llaman la atención en sí mismas. Formas esculturales, detalles de glamour y grandes tamaños son algunas de las brillantes ideas que iluminarán tu casa.

















Los materiales que podemos encontrar en lámparas son muchos: vidrio, papel, plástico, acero, fibras naturales, madera...
Desde hace poco han salido novedades que integran otros elementos de la decoración y los convierten en lámparas:


















Lámparas de sobremesa

Cuando hablamos de lámparas de sobremesa, pensamos en las lámparas que tenemos en nuestras mesitas de noche. Pocas veces se nos ocurren más sitios donde poner una lámpara de sobremesa.
A parte de las lámparas que usaríamos en el dormitorio, las podemos usar en la entrada y también en el salón encima de una mesa auxiliar.
Como las lámparas de techo, hay distintas formas, modelos y colores. Podemos usar pantallas o tulipas a parte para ir cambiando a medida que nuestra decoración se modifica, o también hay quien compra lámparas de sobremesa de diseño, que son más que simples aportes de luz ya que pueden equipararse a una escultura o cuadro.
















Lámparas de pie

Si bien ya no se las suele ver cotidianamente, las lámparas de pie dan un gran toque de distinción a la decoración. Además, son muy prácticas para iluminar habitaciones con poco espacio.
Con la aparición de artefactos más pequeños o "prácticos", las lámparas de pie se fueron quedando atrás. Sin embargo, volvieron al centro de la escena de la mano de formas interesantes y propuestas coloridas, que le aportan un detalle particular a cada ambiente.
Como en todas las lámparas, se adaptan a cualquier estilo de decoración, ya que pueden combinarse sus pantallas y sus materiales pueden estar hechos de distintas formas.
A continuación os mostramos algunas de las muchas que hay en el mercado:




No hay comentarios:

Publicar un comentario