lunes, 4 de octubre de 2010

El Feng Shui y el salón

El salón es el lugar donde la familia se reúne y donde recibe a sus invitados, siendo el lugar público de la casa. Los objetos que lo componen manifiestan su vida social y su situación financiera; y el ambiente logrado revelan su personalidad.

Los muebles escogidos y la forma de colocarlos dentro del espacio reflejan si se trata de una familia informal, formal o moderna.
Mas allá de los distintos estilos decorativos, la familia y las personas que les visiten reaccionaran ante la atmósfera, que puede producir un efecto de serenidad y acogiendo o rechazo e incomodidad.

El salón debe estar cerca de la puerta de entrada y al mismo nivel de suelo. Los muebles de forma de L deben tratar de formar grupos formando un cuadrado.

Ubicación de sofás y sillones: La ubicación del sofá, sillones, mesas, etc. será fundamental para fomentar la calidez. Es recomendable si las dimensiones del salón lo permiten, distribuir los muebles formando una figura cerrada y sin ángulos rectos. a puerta de entrada tiene que tener un buen tamaño, evita poner muebles delante de ella.

El sofá: Es el elemento más importante del salón, su estructura debe ser de madera y el tapizado de telas nobles como el algodón o lana. Su ubicación debe ser apoyado en una pared desde donde se verá todo el salón. Siempre debe ir en la misma línea que la puerta y ventana. Nunca en el medio de la habitación de espalda a la puerta. Su ubicación puede influir en la relación con sus invitados provocando la calidez, comunicación y el intercambio; o todo lo contrario.

Las mesas y sillas: La mesa de centro no debe quedar en el centro de la habitación, sino algo inclinada hacia los lados. La mesa de comedor debe ser de una sola pieza, grande y de color claro, de forma circular o cuadrada. No colocar la mesa entre la ventana y la puerta de entrada; como tampoco las mesas con cristal. Las sillas y sillones tienen que ser tapizados con telas naturales y los materiales más beneficiosos son el mimbre, madera o bambú. 

Ventanas: Las de aluminio, plásticas o acero inoxidables no son tan beneficiosas como las de madera. Tienen que ser amplias para permitir la entrada de luz, las cortinas deben dejar pasar la luz del sol y las más indicadas son las de fibras naturales de colores pasteles.

Televisión: Debe ubicarse en el peor sitio del salón, lejos del sofá y sillones. Cuando no se este utilizando hay que desenchufar para evitar las radiaciones.

Iluminación: La iluminación de ser vertical, para crear una atmósfera relajada pondremos lámparas de pie con la luz dirigida hacia arriba. La luz de techo muy fuerte resulta poco acogedora y a veces molesta.

Chimeneas: Imprimen calidez al ambiente, dando más énfasis a un estilo hogareño.



2 comentarios:

  1. Hola, tengo un "problema". Tengo 26 años, comparto piso con mi novia y he tenido que deshacerme de ciertas cosas que eran de mi habitación, porque ahora es "nuestra" habitación. Sin embargo, me ofrece usar un cuarto como despacho o algo así. La habitación es un dormitorio pequeño, no sé los metros cuadrados. Quiero mezclar un estilo serio, con un ordenador, estantes con libros de derecho, novelas, alfombras... pero mantener algo de lo que me entusiasma: algún poster de películas, figuras de mis series japonesas, cómics... ¿me echas una mano? Perdóname el exceso de extensión, jejeje.

    Marcos.

    ResponderEliminar
  2. Me quedo mas tranquila... mi salón si está mas de acuerdo con el Feng Shui.

    ResponderEliminar