lunes, 10 de enero de 2011

Puertas personalizadas

Hay distintas maneras de personalizar las puertas de nuestra casa para que sean originales y atractivas a la vez que prácticas. Aquí os proponemos algunas soluciones según en qué cuarto nos encontremos:

- Pintarlas a juego con la pared, para salones, habitaciones de matrimonio, despachos...
(Ejemplo de pared a rayas). Primero se pinta de blanco la puerta, se marcan con lápiz las rayas y cubrimos los bordes con cinta de carrocero. Pintamos las rayas del mismo color que las rayas de la pared, así igualaremos visualmente la pared.

- Con dibujos, para cuartos infantiles y zonas de juegos.
Bastará con una capa de pintura blanca y rotuladores de colores. Los niños y su imaginación harán el resto.

- Actualizar una puerta de estilo marinero.
Podemos actualizarla haciendo un marco metálico alrededor del cristal y un picaporte a juego. Con algo tan sencillo podemos hacer cambiar el estilo de una puerta por muy anticuada que esté.

- Pragmática, para cuartos de baño, cuartos de la plancha...
En el baño, a veces no tenemos suficiente espacio para almacenar todo. Pueden colocarse toalleros en la puerta, los que se necesiten y metálicos (van bien con cualquier estilo y cambio de decoración).
Para su colocación necesitaremos toalleros y unos tacos para que queden sujetos a la puerta.

- Orden en la cocina.
Con unos cestos y estantes de mimbre o ropa podemos dar un giro a la puerta de nuestra cocina.
Ahorraremos espacio y sabremos dónde están las cosas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada