martes, 12 de octubre de 2010

Proyecto para María (resolver opacidad en el salón)

En respuesta a la petición de María, en este artículo hablaremos sobre el contraste entre el negro y el blanco aplicado a la decoración. La combinación de blanco y negro es propia de un estilo moderno. Son colores contrapuestos entre ellos ya que una habitación puede pasar de la claridad absoluta del blanco a la opacidad del negro.
Para decorar una parte de nuestra casa con esta combinación hay que mezclar correctamente los dos colores, para no caer en la oscuridad o en la excesiva claridad.
María nos comenta que su salón le parece opaco y nos pide que le orientemos sobre qué detalles poner para devolver la claridad al ambiente.

Si queremos seguir usando la combinación blanco-negro incluso en los detalles podemos utilizar:

- Jarrones en color plata. Aportan mucha luz a cualquier rincón de la casa.
Puedes mezclar jarrones gris plata con jarrones de vidrio transparente.
Para las flores, las blancas son muy elegantes; se desaconsejan las negras.
- Espejos. Con uno bastará, reflejará la luz y el salón parecerá más amplio.
- Cojines. Según el color del sofá:
  * Si tu sofá es claro: usar distintos formatos de cojines: negros, gris perla y estampado de grises.
  * Si, por el contrario, tu sofá es oscuro los cojines deben ser claros: blancos, gris perla y estampado de grises.
- Cuadros. Puedes colgar un cuadro de grandes dimensiones para presidir el salón. El marco mejor que sea oscuro, así puedes tener un lienzo claro.
- Un detalle que aportará elegancia y comodidad al mismo tiempo a tu salón es una gran alfombra. Para determinar su color, haremos lo mismo que con los cojines, pero ahora usando el sueldo como referencia. Si el suelo es oscuro, mejor usar el blanco. Si el suelo es claro no usaremos el negro, pero sí un color gris.
- Para potenciar más la luz puedes usar portavelas de cristal transparente, con velones blancos y grises.



Cuadro con marco negro
Combinación de cojines: blanco-negro-gris

Propuesta de salón blanco-negro

Alfombra blanca
Alfombra gris


Si quieres añadir otro color al salón, se aconseja usarlo con moderación. Bastará con pequeños detalles: unas flores naranjas, una tapa de un libro roja, pero no más ya que recargaríamos el salón y nos resultaría incómodo y poco luminoso.

Flores naranjas y blancas

Tapa de libro roja

No hay comentarios:

Publicar un comentario