sábado, 2 de octubre de 2010

El Feng Shui y el comedor

El comedor debe ser un lugar dedicado exclusivamente a la alimentación y al fortalecimiento de los lazos familiares y afectivos, por lo tanto toda la ambientación debe apuntar a este objetivo.
El comedor debe proveer suficiente intimidad y seguridad. Para ello los asientos deben estar “apoyados” en paredes sin ventanas, si esto no fuera posible, las ventanas deben tener cortinas adecuadas. Cuando quieras que alguien se sienta importante, dale la cabecera de la mesa o al menos un área de Poder (sector de la habitación más alejado de la puerta).
Para la cena retira las sillas sobrantes: como norma, no deben quedar más de dos sillas vacías.
Es conveniente disponer de una luz directamente encima de la mesa que ilumine puntualmente el centro de la misma. La luz atrae y genera un centro de atención que favorece la comunicación.La luminación en el comedor debe ser equilibrada, la luz de bombilla imita la luz natural y crea calidez. Las lámparas bajas son adecuadas para cenas intimas, pero no para cuando tiene invitados. Las velas agregan el elemento fuego dando calidez y fluidez a la tertulia.
La necesidad de intimidad requiere que exista una separación real o virtual del comedor de otros ambientes de la casa. Es importante que se encuentre separado de la cocina, para la persona responsable de cocinar dentro de un grupo familiar, comer en la cocina es equivalente a la situación del empleado que almuerza en su escritorio.
La forma de la mesa se puede interpretar de acuerdo con los Cinco Elementos:
  • Cuadrada: corresponde al elemento Tierra, aporta estabilidad y un estilo de vida conservador.
  • Rectangular: corresponde al elemento Madera. La mesa rectangular establece jerarquías, ya que habrá dos cabeceras, más importantes que el resto. El comensal que se sienta más lejos de la puerta ocupa la posición de más poder y suele ser el miembro más influyente de la familia.
  • Redonda: corresponde al elemento Metal. Simboliza arquetípicamente la igualdad y la fraternidad. 
En cuanto a los colores, tan importantes como los colores del ambiente son los colores de vajilla y mantel.
  • Los colores derivados del naranja: durazno y salmón, integran y favorecen la comunicación. Úsalos cuando recibes un grupo de gente que todavía no se conoce bien.
  • El color rojo estimula el apetito.
  • El color verde crea una atmósfera informal, lúdica, de compañerismo. Úsalo para tus amistades.
  • El color azul inhibe el apetito.
  • El color púrpura indica un evento especial, para cenas íntimas y aniversarios.
  • El color blanco indica protocolo y formalidad. Cuanto más elaborado y completo sea el servicio de mesa, más prolongada será la comida y la sobremesa. 
Evitar en el comedor:
  • Que la mesa se convierta en un depósito de objetos varios.
  • Que la Iluminación sea demasiado intensa.
  • Revestimientos de piso muy fríos ( por ejemplo, mosaicos, cristal o mármol).





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada