viernes, 29 de octubre de 2010

Alfombras: recibidor y salón - comedor

El recibidor

Las alfombras del recibidor tienden a ser grandes y muy resistentes. El recibidor es una zona de paso, así que el material de la alfombra debe ser resistente, duradero y fácil de limpiar.
Las más comunes son las de colores pastel o neutro por su versatibilidad. Será lo primero que verán nuestros invitados y mejor optar por un color suave para que no destaque demasiado.
Debe colocarse en medio del espacio destinado a recibidor, sea grande o pequeño. No debemos confundirla como felpudo, ya que éste estará justo delante de la puerta del recibidor, pero por el lado contrario: el de la calle (en caso de una casa) o distribuidor de planta (en el caso de un piso).
Debería ser antideslizante, puesto que al ser un lugar de mucho paso la gente podría resbalarse.

 

































El salón - comedor

Es el lugar en que la familia pasa más tiempo y debe cuidarse su decoración al máximo. Las alfombras son importantes: aportan calidez a la estancia y también sirven para delimitar las dos zonas: una de salón y otra de comedor (hay casos en que hay más zonas;
también se pueden
delimitar con alfombras).
En el caso del salón, se debería ubicar en la zona de sofás. Debe de estar entre el sofá (éste ocuparía una pequeña parte) y la mesa de centro (que también ocuparía su parte).
La alfombra para el salón tiene que ser grande, como mínimo debe ser un poco más larga que el sofá y más ancha que el sofá y la mesa de centro juntos.

En el comedor es más fácil colocar una alfombra, sólo tenemos que tener en cuenta que debe ser más grande que la mesa junto con las sillas. Una vez separadas las sillas, deben sobrar unos 80 centímetros de alfombra. También debemos considerar al comprarla que tiene que ser resistente a su lavado, ya que en el comedor puede ensuciarse con mayor facilidad que en el salón.


5 comentarios:

  1. Tengo una alfombra de lana de grandes dimensiones y quisiera saber qué producto puedo usar para limpiarla en casa ya que por su tamaño no la limpian en la tintorería.
    Grace.

    ResponderEliminar
  2. Grace, te anoto maneras caseras de limpiar alfombras de lana:
    Para eliminar las manchas más rebeldes en las alfombra de lana, añade en un cubo de agua templada un chorro de vinagre y el zumo de un pepino licuado. Empapa un trapo con esta mezcla y frota las manchas con él. Además de limpiar la mancha, el tejido recupera su brillo original.
    Otro truco para limpiarlas espolvorear bicarbonato sódico por toda la alfombra dejar unos 15 minutos y aspirar con la aspiradora.
    Las lanas se deben limpiar con detergentes neutros (pH 5.0-8.0) y secarlas rápidamente para evitar el amarilleo u oscurecimiento.

    Limpieza según su mancha:
    * Aceite, grasa, mantequilla, cera, crema, cosmética, betún, alquitrán, tinta de bolígrafo en una alfombra de lana.
    o Disolvente para limpieza en seco ( alcohol, bencina, gasolina, percloroetileno…)

    * Café, té, leche, cacao, chocolate, helado, huevo, sangre, salsas, vómitos en en una alfombra de lana
    o Agua con detergente y vinagre en una alfombra de lana.
    o Disolvente para la limpieza en seco en una alfombra de lana.

    * Chicle, rojo de labios, lápiz de color, pinturas, tinta lavable, orina, excrementos en una alfombra de lana.
    o Disolvente para limpieza en seco.
    o Agua con detergente y vinagre.
    o Disolvente

    * Dulces, frutas, zumos, refrescos, cerveza, vinos, licores en una alfombra de lana.
    o Agua con detergente y vinagre.

    ResponderEliminar
  3. un shampoo para alfombras tambien estaria bien

    ResponderEliminar
  4. Hola, en mi casa entro directamente al salón,tngo recibidor pero todo unido.
    No se que alfombra poner en el recibidor, la del salón es granate y de pelo largo.

    ResponderEliminar
  5. La alfombra para el comedor puede quedar bien justa con las sillas del comedor o siempre tiene que ser mas grande?

    ResponderEliminar