sábado, 18 de septiembre de 2010

El Estilo Mediterráneo

El estilo mediterráneo de decoración, como su nombre lo dice, es originario de las zonas que bordean las costas del Mediterráneo, España, Turquía, Grecia, Italia, Norte de África. Las características más sobresalientes son la luminosidad, el colorido y el mobiliario rústico.

Es un estilo simple, inundado de luz y color. Una de las premisas del estilo mediterráneo es la claridad, los ambientes están inundados por la luz solar. El color y calor de este estilo despiertan la alegría de vivir, es una decoración relajada y cálida, que trae reminiscencias de las vacaciones.
El estilo mediterráneo utiliza abundantemente en las paredes, colores que reflejan la luz como el blanco o el aguamarina, colores de la naturaleza como el ocre y el verde oliva. La decoración es despojada, con pocos elementos y algo fantasiosa.
Los materiales preferidos para los pisos son la terracota y la madera, pero también pueden emplear ladrillo o azulejos, creando patrones decorativos. Los techos muestran ostentosamente las vigas. Algunos elementos característicos del estilo mediterráneo, son los patios interiores, los azulejos y mosaicos, que se emplean tanto para recubrir las paredes de baños y cocinas, como para los patios y estanques. El hierro forjado figura en todos los ambientes, en lámparas, espejos, enrejados, marcos, patas de muebles, etc.
Las paredes recubiertas tradicionalmente de yeso o piedra, dan calidez y rusticidad a los ambientes.

El mobiliario rústico, robusto, y de maderas nobles, son característicos del estilo mediterráneo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario